¿Es la bici un medio factible de transporte?

Por: Erika Pérez, Bitácora Urbana.


Ciudad de México, 25 de noviembre. Más de 40 ciclistas urbanos son los protagonistas de “Por mi ciudad en bicicleta” libro de Ruth Pérez López en el que se recopilan los testimonios de personas que utilizan la bici como medio de transporte y que se presentó ayer en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Cuajimalpa, en su sede Baja California de la colonia Roma. Resultó una tarde enriquecedora pues la publicación dio pauta a una charla entre los asistentes y los presentadores del libro sobre el uso de la bicicleta como medio de transporte.
Presentaron y comentaron el libro el Dr. Salomón González Arellano, profesor- investigador de la UAM Cuajimalpa; el Mtro. Andrés Lajous, columnista del periódico El Universal y el Arq. Jean Robert profesor de la Universidad Autónoma de Morelos y de la Universidad La Salle.

La bienvenida corrió a cargo de la autora quien hizo una introducción de la publicación; cabe señalar que ella predica con el ejemplo y utiliza su bicicleta como medio de transporte cada vez que esto es posible. Por ello y con la firme convicción de promover el uso de la misma es que Ruth Pérez se dio a la tarea de buscar y platicar con más personas que, como ella, se desplazaran en bici. Así, encontró gente de todos los estratos sociales, con distintas actividades (desde contadores, músico, actores, niños), hombres y mujeres, de todas las edades, quienes relataron —para el libro— sus experiencias sobre la bicicleta; algunas agradables, otras no tanto.

Después de la intervención de Ruth Pérez, Andrés Lajous hizo uso de la palabra y destacó al libro como un hito en la cultura urbana para el uso de la bicicleta y el espacio público en las ciudades. Dentro de este contexto comentó la existencia de reglas no escritas para la dinámica de la movilidad en la Ciudad de México la cual radica, desde su perspectiva, en una lógica de políticas públicas. Entre otros temas, lo más destacado fue la idea de lograr un crecimiento igual en la ciudad a través de un clima de respeto entre automovilistas, ciclistas y peatones y sólo así se podrán lograr políticas públicas que tengan beneficios comunes.

Enseguida, Jean Robert tomó la palabra para comentar algunas ideas del libro y sobre lo que había mencionado su antecesor, el maestro Lajous, con una declaración que sorprendió a algunos en el foro: “La bicicleta no es un modo de transporte” aseveró. Mostró desacuerdo a los que mencionan esta premisa por lo siguiente. Jean Robert piensa que calificar a la bicicleta como modo de transporte es equívoco porque se tendría que considerar de manera diferente la Marcha de los transportes, ya que estos son modos homólogos porque están determinados a ir de un lugar a otro, nada más. Fuera de eso el Trasporte es operación económica, porque cuesta, paga, genera ganancias, costos y es controlado; en cambio la Marcha no es producción de valores de uso y la bicicleta entra en esta dinámica por eso no la considera modo de transporte sino un modo de locomoción autónoma.

Finalmente, el Dr. Salomón González recomendó el libro por tratarse de un trabajo agradable de lectura ágil para todo el público y porque invita a tomar conciencia sobre el asunto de la movilidad. Para él, es importante que a través de los testimonios de estos ciclistas urbanos se manifiesta la intensión de un sector de la población que está dispuesto a colaborar con el entorno por tratarse la bicicleta de un transporte más amigable con el medio ambiente.

Destacó la decisión y valentía de algunos personajes del libro quienes tuvieron que desarrollar habilidades especiales para poder transitar sobre sus bicicletas en la ciudad. Habilidades que Salomón conoce bien pues usa su bicicleta para traslados cortos. “Nos refleja a todos los que nos hemos subido a una bicicleta, desde la nostalgia de nuestra primera bicicleta o cuando se sufren agresiones por parte de los automovilistas”, dijo.

En general, los asistentes coincidieron que el uso de la bicicleta como modo alternativo de transportarse es una apuesta muy interesante en varios sectores de la población que tendrá beneficios para la ciudad y sus habitantes. También hicieron ver que son necesarios más esfuerzos para mejorar la infraestructura de las ciclovías y acrecentarlas sin descuidar, de manera importante, las mejoras en los servicios de transporte público eficiente y amigable con el medio ambiente que complementen el uso de la bicicleta en la ciudad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medios, Presentaciones de libro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s