Álvaro

Álvaro Caso
53 años
Filósofo y artesano

Diseñé mi propia bicicleta

Hace treinta años, venía a la universidad en bicicleta. Dejé de hacerlo porque en aquella época era más peligroso que ahora. Después dejó de interesarme hasta que un día vimos a alguien que tenía una bicicleta Recumbente y mi amigo me dijo que esas bicicletas eran más eficientes. Entonces, por pura curiosidad, me puse a averiguar y vi varios modelos. Supongo que como soy bastante pedante, me pareció que todos estaban mal y diseñé mi propia bicicleta. A partir de ahí, de empezar a probarla y a experimentar con ella, empecé a usarla cada vez más como medio de transporte. Cuando empieza uno a usarla regularmente, se da cuenta que es mucho menos peligrosa de lo que se percibe al principio. La mayoría de la gente opina que es peligrosísimo, que soy suicida, y cuesta trabajo convencerlos de que en realidad es mucho menos peligroso de lo que parece. Normalmente uso el coche cuando me da flojera pedalear y uso la bicicleta cuando me da flojera embotellarme. Cada vez más uso la bicicleta. Hay una especie de satisfacción rara en saber que está uno utilizando el transporte más eficiente que ha sido inventado en la historia de la humanidad. De alguna manera, te hace sentir más humano, en el sentido de Homo sapiens, estar utilizando los recursos a tu disposición, de la mejor manera posible. A veces, incluso el trayecto mismo me hace ilusión, lo cual no sucede en un coche, por mucho que los anuncios automotrices te quieran convencer de lo contrario.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s