Fabiola

Fabiola Juárez
26 años
Asistente educativa

He soñado que ando en bicicleta

Mi recorrido en bicicleta inicia antes de las ocho de la mañana. Salgo corriendo de la casa, paso a dejar a mi hijo de seis años a la escuela y me regreso. Dejo mi bicicleta y voy a dejar a mi hija de un año y medio a la guardería. A mi hijo lo empecé a llevar cuando iba en segundo de kínder, tenía tres años. Adapté al cuadro un asiento de un triciclo. Él iba en su asientito, como yo, en la misma posición. En frente, le puse dos cuerditas para que pusiera sus pies y no anduvieran colgando o rozando con la llanta. Ahora, como se me descompuso esa bicicleta que tenía el asiento y además ya es más grande, va perfectamente bien en el cuadro, se sostiene del manubrio. Le gusta cuando pasamos topes y que acelero un poco. Dice que le da el aire y grita. A mi hija aún no la transporto en bicicleta porque es muy pequeña; ella necesita un asiento que vaya atrás sobre una parrilla. Yo sé que quedan bien puestos, pero me da un poco de temor porque no la iría viendo. A mi hijo, al llevarlo en frente, lo voy prácticamente abrazando. Después de recoger a mis hijos, voy por mi mandado. Si yo fuera caminando, me tardaría muchísimo. En la bicicleta me ahorro mucho tiempo. Todo el día me vas a ver encima de mi bicicleta. Si voy a la carnicería, voy en bicicleta; si voy por tortillas, voy en bicicleta. La gente se sorprende, porque ando por todos lados con ella. De hecho, he soñado que ando en bicicleta y que voy tan rápido, que me elevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s